La decisión adoptada por el Consejo Directivo de la superintendencia, obedece a que la UANCV, que es una institución privada, no pudo demostrar el cumplimiento de ninguna de las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) que establece la Ley Universitaria.

En ese sentido, la Universidad Andina deberá cesar sus actividades en un plazo máximo de dos años, que empieza a contabilizarse a partir del próximo semestre académico. Como efecto inmediato de la denegatoria, la universidad queda impedida de recibir nuevos ingresantes bajo cualquier modalidad de captación.

Ante esta drástica determinación, las autoridades de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez, presidido por su rector Juan Benites Noriega realizaron una reunión de emergencia en la sede de la Escuela de Posgrado de la urbanización La Rinconada de Juliaca.

Al termino de la cita, las autoridades emitieron un pronunciamiento, en la que refiere que la comunidad universitaria y la Comisión de Licenciamiento han cumplido con la entrega de cada uno de los requerimientos que hizo la Sunedu en las diversas etapas del licenciamiento.

“En uso de nuestras facultades de forma inmediata accionaremos todos los recursos impugnatorios necesarios por la vía administrativa ante el Consejo Directivo de la Sunedu, y además ante el Poder Judicial, el legitimo derecho a la educación que tienen los estudiantes”, refiere la UANCV.