La noche de ayer se registró un motín en el penal Río Seco de Piura. Los internos empezaron los disturbios debido a la precariedad en la que viven y para exigir visitas de sus familiares durante el Estado de Emergencia que vive el país por el coronavirus.

Además del motín, reportaron disparos y denuncian que el fluido eléctrico ha sido cortado. Según el reporte del Instituto Penitenciario del Perú (INPE), no se han registrado rehenes y heridos.

Otra de las razones por las que los carcelarios decidieron esta drástica medida es por un posible contagio de coronavirus, sin embargo, la cuenta de Twitter del órgano estatal desmintió tal alegato.

Finalmente, según el INPE, se está coordinando la presencia de la Policía Nacional, la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía de Turno para garantizar los derechos de la población penitenciaria.