Decenas de personas, la mayoría de ellos jóvenes, emprendieron retorno desde la capital del distrito de Ollachea hasta el centro poblado de Quichu Azaroma zona alta de este mismo distrito. Los jóvenes habían llegado para laboral en algunos centros mineros, sin embargo ante esta circunstancia, los trabajos quedaron paralizados.

De manera solidaria se logró conseguir una movilidad para que los jóvenes puedan llevar todas sus pertenencias que permanecían en cuartos alquilados. El viaje hasta la zona alta de Azaroma es de casi 5 horas a más.

Algunos contaron que lograron salir de Ollachea hasta Azaroma antes de la cuarentena, sin embargo al ver que el Estado de Emergencia se prolongó muchos ya no pudieron pagar los costos del alquiler, es por ello que emprendieron largas caminatas de Azaroma a Ollachea para recoger sus cosa.