El continente americano superó en las últimas horas a Europa en número de casos de COVID-19, con 1,74 millones frente a los 1,73 millones del Viejo Continente, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Europa era desde mediados del mes de febrero el “epicentro” de la epidemia, en palabras del propio director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pero el mayor número de casos diarios en las últimas semanas, con países como EEUU, Brasil, México, Perú o Canadá especialmente afectados, ha provocado que América la superara.

En concreto, y según las cifras de las redes sanitarias nacionales, ligeramente superiores a las de la OMS, EEUU es el país del mundo con más infecciones (1,3 millones), Brasil elséptimo (173,141 casos) y Canadá el decimotercero (casi 72,363 contagios, unacifra a la que también se aproxima Perú).

Pese al mayor número de contagios, los fallecidos por COVID-19 en el continente americano, que el lunes superaron la barrera de los 100,000, son significativamente menos que los cerca de 160,000 registrados en el continente europeo.

EE.UU. ha confirmado más de 81,000 fallecidos, Brasil más de 12,000 y se registraron más de 5,000 en Canadá, destacando también la cifra de más de 3,500 muertes en México.

Pese a las cifras, varios países americanos están ya elaborando planes de relajación de los confinamientos y otras medidas tomadas con anterioridad para frenar la expansión del nuevo coronavirus