Hu Weifeng, uno de los dos médicos chinos cuya imagen dio la vuelta al mundo al revelarse que su piel se había vuelto negra tras contraer el covid-19, murió el viernes pasado tras más de cuatro meses de estar hospitalizado luchando contra la enfermedad.

Según informó la cadena china CCTV, Hu Weifeng murió la semana pasada en el hospital central de Wuhan, la zona cero de la pandemia, tras una larga lucha contra la covid-19.  Es una de las pocas muertes que se han producido en los últimos días en el país, que aparentemente ha controlado el brote que estalló en febrero pasado.

Las fotos de Hu Weifeng y su compañero Yi Fan dieron la vuelta al mundo a finales de abril. Los dos estaban en primera línea atendiendo pacientes covid-19 y contrajeron la enfermedad. Tuvieron que entrar en coma inducido, y al despertar descubrieron que el tono de su piel se había oscurecido.

¿Qué pasó? Los médicos atribuyeron ese cambio en el color a que se les había administrado cloroquina, el medicamento contra la malaria que en ese entonces se recomendaba como tratamiento. Su uso podría haber causado daños en el hígado de los pacientes, de ahí el cambio en la piel. Estudios más recientes desaconsejaron el uso tanto de la cloroquina y la hidroxicloroquina contra el covid-19, por sus posibles efectos adversos para la salud.

¿Y qué pasó con su compañero? Yi Fan logró curarse y su piel ha ido recuperando su color original, Hu Weifeng siguió en tratamiento hasta la semana pasada, cuando murió en el hospital, que aún no ha emitida ningún comunicado oficial al respecto.