“Buscamos a nuestro hermano Wilber. Tu familia te espera”, decían los volantes que se arrojaron ayer desde un helicóptero del Ejército que sobrevoló la ciudad de Tacna y los cerros Arunta e Intiorko. El cabo Wilber Carcausto Uchiri (22) fue visto por última vez el 10 de mayo en el interior cuartel Tarapacá y ayer, tras dos días de protestas de la ciudadanía por su desaparición, se intensificó su búsqueda.

El inspector general del Ejército, general EP Próspero Díaz Arrué, arribó a Tacna, visitó el Tarapacá y se reunió con los fiscales a cargo del caso afirmando que su institución colaborará en todas las diligencias de la investigación.

Por su parte, la ciudadanía y reservistas, desde muy temprano, iniciaron su propias labores de búsqueda por el Arunta, publicando cado detalle en las redes sociales. En la ciudad, portatropas con gigantografías con el rostro de Wilber recorrieron los conos norte y sur, acompañados de camionetas de Seguridad Ciudadana que hacían la labor de perifoneo. Todo Tacna conoce hoy el caso de Wilber.

Por la tarde en el helicóptero viajaron los padres, Teófilo Carcausto Mamani y Julia Uchiri Titi, junto al jefe de la Defensoría del Pueblo, Edward Vargas y el prefecto regional José Salas Ríos. Los padres oraban, ambos son agricultores que llegaron desde Azángaro (Puno) para buscar a su hijo. Llevaban polos con lema “Justicia para Wilber”.