Entre 70 y 100 millones de personas podrían caer en la pobreza extrema por la contracción de la economía mundial, que tendrá la peor recesión en 80 años y la caída del producto bruto per cápita será la más extendida desde 1870, advirtió ayer el Banco Mundial al evaluar el impacto de la pandemia del coronavirus.

La rápida propagación de la pandemia provocó un golpe “rápido y masivo” que hundió a la economía mundial y se espera una contracción del 5,2% del PIB global en 2020  y una caída del 7,2% en América Latina, dijo Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidente de Crecimiento Equitativo del BM.

Para frenar el contagio del coronavirus, que ya mató a 400 mil personas en el mundo, y tratar de evitar un desborde de los sistemas de salud, la mayoría de países de Europa y América decretaron el confinamiento de la población y literalmente paralizaron sus economías.

Según el BM, China tendrá un crecimiento de 1%, en contraste con la caída de 6,1% en Estados Unidos, de 9,1% en la Zona Euro y de 6,1% en Japón. Este golpe va a ser más fuerte en los lugares que dependen más del comercio global, el turismo, las exportaciones y el financiamiento exterior.

El banco destacó que el impacto en América Latina será más pronunciado que el desplome sufrido durante la recesión financiera global de la década pasada  o durante la crisis de la deuda de la década de 1980.

La abrupta desaceleración en Estados Unidos y en China perturbaron la cadena de suministros para México y Brasil, y provocó una  aguda caída de las exportaciones en países como Chile y Perú, explicó el Banco.