La pandemia del coronavirus está lejos de detenerse en Brasil, que ayer sobrepasó la barrera de los 50.000 muertos y es el segundo país en el mundo con más bajas por este mal, sólo superado por Estados Unidos que ya tiene más de 120 mil fallecidos.

Según el Consejo Nacional de las Secretarías de Salud (CONASS), Brasil reportó ayer 17.304 nuevos contagios por la Covid-19 en las últimas 24 horas, con lo que el total de infectados asciende ya a un millón 84 enfermos, superado por Estados Unidos que tiene dos millones 200 mil.

La semana que pasó, el gigante sudamericano registró cinco jornadas consecutivas por encima de la barrera de los 1.000 muertos y los especialistas alertan de que la pandemia todavía no alcanzó su pico en ese país de dimensiones continentales y unos 210 millones dehabitantes.

De acuerdo con los datos de las 27 Secretarías regionales de Salud, Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil y donde viven cerca de 46 millones de personas, sigue como epicentro de la enfermedad, con 12.588 muertos y casi 220.000 casos confirmados.

El segundo estado más azotado por la emergencia sanitaria es Río de Janeiro, con 8.875 fallecidos y 100.000 infectados. Pero pese al creciente número de contagios, cientos de personas ignoraron las restricciones sanitarias y ayer se fueron a las playas de la “ciudad maravillosa”.