El presidente ejecutivo de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), Juan José Martínez, hizo un llamado a todas las entidades públicas de los distintos niveles, nacional, regional o local, a organizarse y privilegiar el trabajo remoto de sus trabajadores mientras dure la emergencia sanitaria declarada por la pandemia del COVID-19.

Explicó que esta modalidad de trabajo garantiza tres tipos de interés: el de la ciudadanía al evitar que haya concentración de personas en la calle y los consiguientes contagios; también garantiza la salud de los trabajadores y sus familias; y, finalmente, garantiza que las instituciones públicas sigan funcionando y atendiendo al público.

Afirmó que, si no fuera posible el trabajo remoto, por las diferencias de capacidades en las entidades, entonces se debe determinar cuántos trabajadores van a estar en trabajo remoto y cuántos lo harán en forma presencial. “Y en estos casos se tienen que tomar todas las previsiones dispuestas por el Ministerio de Salud para el trabajo en oficina y el distanciamiento obligatorio entre las personas”, acotó.

Advirtió que aquellos trabajadores que reanuden sus labores en forma presencial no deben trasladarse en horas punta del transporte público para evitar las aglomeraciones. Recordó que en el Perú hay un millón 400 mil trabajadores y de esa cifra más de 600 mil se dedican a labores administrativas. “Que esa cantidad vaya de nuevo por el transporte público generaría un gran impacto y por eso se plantea horarios diferenciados”, puntualizó.