La pandemia del coronavirus parece descontrolada en México, país que ayer sinceró sus cifras al confirmarse que registra 28.510 muertos y sobrepasó a España en número de decesos, pasando a ocupar el sexto lugar mundial en mortalidad por esta enfermedad.

El director de Epidemiología del Gobierno de México, José Luis Alomía, explicó que los casos acumulados reflejaron un incremento diario de 2,5 % respecto a la estadísticas del día anterior y los decesos tuvieron un crecimiento del 2,6 %.

Señaló que el incremento en los casos acumulados confirma una “tendencia de desaceleración de la transmisión”, pero para los expertos consultados la pandemia no está contenida en el país y tampoco se ha “domado”, como aseguró varias veces el mandatario Manuel López Obrador.

“En las últimas cuatro semanas hemos ubicado una pandemia sin control”, señaló la epidemióloga Carolina Gómez, de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, al hablar sobre la “nueva normalidad”, en la que el país vive desde el pasado 1 de junio.

México ha resentido en esta etapa de la epidemia la poca aplicación de pruebas para detectar casos asintomáticos del coronavirus, encontrar a sus contactos y masificar el uso de cubrebocas y la mascarilla, coincidieron epidemiólogos mexicanos.

Ayer la Universidad Johns Hopkins (UJH) dio un nuevo cuadro sobre los decesos en erl mundo por el coronavirus, y se ratificó que Estados Unidos es la nación más golpeada por la pandemia con 128.184 muertos, seguido por Brasil (60.632) y el Reino Unido (43.991).

En la lista siguen Italia (34.788), Francia (29.878), México (28.510), España (28.363), India (17.834), Irán (11.106) y Perú (9.860). En el mundo, la enfermedad no da muestras de repliegue, con al menos10’729.336 casos y 517.052 muertos según la UJH.