Es difícil imaginar a este Barcelona sin Lionel Messi, pero a partir del 2021 esto podría suceder. La crisis actual que vive el club habría hecho que el argentino piense dos veces sobre su futuro.

La renovación de su contrato estaba caminando de forma positiva; sin embargo, tal como informa una cadena informativa española, el ’10’ azulgrana paralizó el proceso y estaría reconsiderando su salida del club, donde es el máximo ídolo.

Según informa esta fuente noticiosa, el argentino no soporta más los rumores que lo hacen responsable en decisiones en donde nunca tuvo nada que ver. Además, se precisa que comentó con sus compañeros más cercanos en el cuadro culé, que no quiere ser un problema y su salida sería una solución.

“Si yo soy un problema, quédense tranquilos que me voy. Puedo fallar un penal, puedo perder la Liga o que no me vaya bien en un partido, pero no quiero que me consideren la mano negra del Barcelona”, fue la frase que en teoría dijo el capitán del equipo a su círculo más cercano, hace algunos días.

Si de motivos se trata, la falta de un proyecto ambicioso podría hacer que finalmente la ‘Pulga’ se despida del Barcelona el año próximo. Sin un destino garantizado, el mejor jugador del mundo podría obtener ofertas de cualquier institución del planeta.