Al igual que en Arequipa, los sistemas de salud en regiones como Huánuco, Puno e Ica están colapsando y necesitan la atención urgente del Gobierno central y el envío de personal médico, medicinas y equipos, pues las cifras de contagios y decesos aumentan a diario.

Darly del Carpio, decana del Colegio Médico de Huánuco, hizo un llamado al Ejecutivo para que atienda las necesidades de esta región. “Lo que sucede aquí es una catástrofe”.

Huánuco no tiene hospitales de alta capacidad, y los que se construían tienen años de retraso en sus obras, por lo que se está atendiendo a los pacientes con Covid-19 en hospitales de contingencia, los cuales ya rebasaron su capacidad y ahora se recurre a carpas.

“En la capital de Huánuco se trabaja en un hospital de contingencia porque el Hermilio Valdizán está en construcción y en Tingo María el hospital está parado por problemas de corrupción”, explica Del Carpio a este diario.