Un hombre de 39 años ingresó a un hospital local con fiebre alta, dolor muscular y dolor de cabeza, síntomas de la peste bubónica. Las autoridades reportaron que los resultados preliminares dieron negativo.

Sin embargo, ya se confirmó que tanto él como su familia comieron la semana pasada carne de marmota, animal que suele ser portador de la bacteria Yersinia pestis, causante de la enfermedad.

Mientras que nueve personas que estuvieron en contacto con el hombre ya recibieron la orden de aislarse en sus hogares para evitar la posible propagación de la peste bubónica; la forma más común de esta enfermedad.

Desde el sábado 25 de julio está prohibida la entrada y salida de Uliastai, donde funcionarios sugirieron a los ciudadanos no reunirse en grupos numerosos y no comer carne de marmota.

En Mongolia se informó el pasado 14 de julio que un adolescente de 15 años falleció por peste bubónica tras haber consumido, unos días antes, un plato a base de carne de marmota. Sumado a esto, se registraron varios casos en una ciudad de China.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la peste puede provocar la muerte en poco tiempo, por lo que el diagnóstico precoz y el tratamiento inmediato son esenciales para la supervivencia y para reducir las complicaciones.