La situación de los médicos que resultaron contagiados con la COVID-19, en los hospitales de Puno, es crítica. Varios de ellos necesitan ser evacuados de emergencia a Lima. Sin embargo, no hay quién ponga interés en sus casos.

Por ello, sus propios compañeros de trabajo decidieron hacer cruzadas por redes sociales para que las autoridades de salud se interesen. Es el caso del terrible cuadro por el que atraviesa el médico Wilbert Sánchez Huarcaya, en el hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca.

El galeno contrajo el virus mientras hacía su residentado en el departamento de ginecología. Su cuadro de salud es grave en este momento.

Sus colegas de otras especialidades decidieron hacer presión por redes sociales para que cuanto antes sea transferido a Lima.

“Por favor les pido a nombre de Wilber Sánchez, que está en el hospital de Juliaca, por favor para que este compañero sea evacuado. Aparte de residente, colega, es amigo. Es compatriota cusqueño. Lo conozco muchos años. Y cualquiera puede estar en esta situación. Les pido de todo corazón presionemos entre todos”, se oye en el pedido.”En este momento está grave.