El laboratorio especial de las Fuerzas Armadas alemanas que analizó las muestras tomadas a Alexei Navalny, líder de la oposición al presidente ruso Vladimir Putin, encontró “pruebas inequívocas” de que fue envenenado con un agente nervioso del grupo Novichok.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, se pronunció tras los análisis realizados por el laboratorio especial de las Fuerzas Armadas a instancias del hospital Charité de Berlín, donde permanece internado Navalny, quien sigue en coma inducido pero fuera de peligro.

“El gobierno condena este ataque en los términos más enérgicos. Se solicita urgentemente al gobierno ruso que proporcione aclaraciones sobre el incidente”, dijo Seibert.

El Dato: En el 2018, los servicios secretos rusos fueron acusados de envenenar, con el mismo agente nervioso, al ex agente doble Sergei Skripal y su hija en Salisbury, suroeste de Inglaterra. En 2006, se culpó al presidente Putin de la muerte por envenenamiento por radiación del ex agente de la KGB, Alexander Litvinenko en la capital británica.

“Solo el estado ruso puede usar Novichok. Esto está más allá de cualquier duda razonable”, dijo en Twitter Ivan Zhdanov, director de la Fundación Anticorrupción de Navalny, refiriéndose al servicio de inteligencia militar (GRU) que opera dentro de organismo de seguridad interna, el FSB.