El Departamento de Defensa y las agencias de salud federales de Estados Unidos revelaron un plan gratuito de vacuna para todos sus ciudadanos, en un informe dirigido al Congreso junto a un ‘manual de estrategias’ para Gobiernos estatales y locales.

“Estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios de salud pública estatales y locales para garantizar que los estadounidenses puedan recibir la vacuna lo antes posible (y hacerlo) con confianza”, dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en un comunicado.

Las vacunas comenzarían a aplicarse gradualmente entre algunos segmentos de la población, como los trabajadores de la salud, otros trabajadores esenciales y los más vulnerables, antes de distribuirse al público en general. Se considera que en enero se dé inicio a una posible campaña de vacunación.