Desde este domingo 20 de septiembre, Estados Unidos se queda sin TikTok y WeChat. Las aplicaciones chinas estarán completamente prohibidas en este territorio, según confirmó el Departamento de Comercio este viernes. Las apps han sido señaladas como amenazas a la “seguridad nacional”.

El Partido Comunista de China ha demostrado que tiene los medios y la intención de utilizar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política exterior y la economía de Estados Unidos”, dijo el departamento estadounidense en un comunicado.

Estados Unidos cumple así la amenaza que blandió el presidente, Donald Trump, contra estas dos aplicaciones chinas —que usan más de 100 millones de personas en su territorio—, en un contexto de grandes tensiones entre los dos gigantes económicos.