La Copa Libertadores inició con gran ilusión para Binacional al ser la primera vez que competía, además de lograr una victoria sobre Sao Paulo en Puno. A pesar de ello, al poco tiempo se topó con la realidad y el nivel futbolístico no bastó para competir, pagando caro esta noche ante River Plate.

Tras la goleada sufrida por 8-0 en Buenos Aires, quedó en evidencia la diferencia de planteles y si los hinchas del campeón peruano 2019 creían poder sacar un resultado favorable en casa, las ilusiones se acabaron al confirmarse que debían jugar en Lima. La altura ya no iba a ser un factor.

Y así, el desarrollo del nuevo enfrentamiento fue un trámite para River Plate. Sobre los 15 minutos empezaron a caer los goles, el primero anotado por Nicolás de la Cruz, que terminaría siendo elegido la figura del encuentro. Luego, a los 25′, un remate de Matías Suárez se desvió en Fajardo para el 2-0.

Binacional intentaba, pero no tenía armas ni ideas para frenar a su rival, que antes del descanso colocó el 3-0 de la goleada: Julián Álvarez anotó de volea a los 36′. El panorama complicado se confirmó en la segunda parte, a pesar de que River Plate falló algunas ocasiones, se dio el lujo de duplicar la cuenta.