El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, decretó hoy el cierre por espacio de dos semanas de las escuelas de la capital de Rusia debido al aumento de contagios por COVID-19.

“A recomendación de los médicos y teniendo en cuenta el aumento otoñal de las enfermedades respiratorias y el incremento de los casos de COVID-19, tomé la decisión de incrementar la duración de las vacaciones otoñales hasta las dos semanas”, explicó Sobianin en su blog.

De esta forma, Sobianin ordenó el cierre de las escuelas primarias y secundarias, incluidos los centros de preparación deportiva, pero no las guarderías, desde el 5 al 18 de octubre.