El regulador de salud de Estados Unidos ha suspendido los planes de Inovio Pharmaceuticals de comenzar las pruebas finales de su vacuna contra el coronavirus a medida que la agencia busca más información, incluidos detalles sobre un dispositivo de administración utilizado para inyectar material genético en las células.

La compañía informó que la “suspensión clínica parcial” de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) no se debió a ningún efecto secundario en su estudio inicial de la vacuna.

También planeaba administrar la vacuna a los voluntarios a través de un dispositivo que funciona con baterías llamado Cellectra. En junio, la compañía informó resultados alentadores del ensayo en humanos en la etapa inicial de su vacuna.

El estudio sobre 40 voluntarios sanos encontró que el 94% de los participantes del ensayo demostraron respuestas inmunes generales en la semana seis después de dos dosis de la vacuna.