Rusia registró 317 fallecidos por la COVID-19 en las últimas 24 horas, el mayor número de decesos en un día desde el comienzo de la pandemia, informaron este miércoles las autoridades sanitarias del país.

Según las estadísticas oficiales, en la pasada jornada se detectaron 15 700 nuevos positivos por coronavirus, 4 398 de ellos en Moscú, que es el principal foco infeccioso del país.

La capital acumula 377 017 casos de la COVID-19 y 6 121 fallecimientos por esta enfermedad, 63 de ellos en las últimas 24 horas.

Pese al gran repunte de la epidemia en las últimas semanas, en las que se han más que duplicado los contagios diarios, las autoridades de Rusia han descartado la adopción de medidas drásticas como el confinamiento o la paralización de sectores económicos.

En Moscú, por ejemplo, el Ayuntamiento se ha limitado a ordenar el régimen de teletrabajo para al menos el 30 % de la plantilla de las empresas y organizaciones en los casos en que no afecte mayormente a su funcionamiento.