Francia registró este jueves un nuevo récord de 41.622 contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, que eleva a 999.043 el número total de casos desde el inicio de la pandemia, mientras que el de muertos alcanza los 34.210, de ellos 165 en el último día.

La tasa de positivos se sitúa ya en el 14,3 % del total de test realizados, seis décimas más que la víspera, añadió la Agencia de Sanidad Pública en su página web, donde precisó que hay 1.955 focos de contagio en activo, de los que 201 se localizaron el último día.

El primer ministro, Jean Castex, admitió este jueves que “la situación es grave” y que el empeoramiento de la pandemia les lleva a extender el toque de queda a otros 38 departamentos de Francia desde la medianoche del viernes al sábado, con lo que habrá en total 46 millones de personas afectadas.

En los últimos siete días se han producido 10.166 ingresos hospitalarios, de los que 1.627 tuvieron que ser derivados a unidades de cuidados intensivos.