El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, es un “criminal” que dirige una “dictadura”, acusó este martes el líder opositor Leopoldo López, en su primer acto público en Madrid tras salir de su país el fin de semana.

“Queda claro que Venezuela es una dictadura y a nadie hoy le queda duda de que Maduro es un criminal, es un asesino”, afirmó en rueda de prensa López, quien evocó un informe de la ONU presentado en septiembre que vincula a Maduro con posibles “crímenes de lesa humanidad”.

Afirmando que desde el extranjero seguirá impulsando unas “elecciones presidenciales libres” en Venezuela, dijo que es “responsabilidad de nosotros los venezolanos, pero también del mundo libre (…) hacer lo que nos corresponda para liberar a Venezuela”.

El líder opositor de 49 años dijo tener “el corazón arrugado” por haber salido de Venezuela, pero alberga la “convicción de que vamos a regresar (…) a una Venezuela libre”.