Tres personas murieron, al menos una de ellas degollada, este jueves en un ataque con cuchillo en una iglesia en pleno corazón de Niza, en el sureste de Francia, sacudida nuevamente tras la decapitación de un profesor a manos de un islamista hace dos semanas.

El atacante de unos 30 años, herido durante la intervención policial y llevado al hospital, irrumpió hacia las 09:00 horas armado con un cuchillo en la basílica Notre-Dame, en pleno corazón de esta ciudad de la Riviera Francesa que hace 4 años fue blanco de un ataque yihadista que dejó 86 víctimas.

Dos de las víctimas son un hombre y una mujer que fueron asesinados dentro de la basílica. La tercera víctima, gravemente herida, logró huir a un bar vecino, pero murió poco después, indicaron a la AFP fuentes policiales.