En ese periodo se registraron 3 756 víctimas mortales causadas por la COVID-19, frente a las 3.817 de la semana precedente.

También se registró un descenso de la tasa de positividad, con un 16,2 % de test positivos, frente al 19,7 de la semana anterior.

La SPF advierte, sin embargo, que sería prematuro levantar las medidas de protección, que considera el único medio de frenar la epidemia hasta que lleguen las vacunas.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, por su parte, reiteró en la emisora France Info que no está previsto levantar el confinamiento de la población, aunque admitió que pueden introducirse algunas adaptaciones.

El primer ministro, Jean Castex, reunirá esta tarde por videoconferencia a los líderes de los principales partidos del país para repasar la situación sanitaria y las medidas que tiene previsto adoptar el Ejecutivo, que serán desveladas la semana que viene por el presidente, Emmanuel Macron, en un mensaje a la nación.