A través de un pronunciamiento, la Municipalidad Provincial de Carabaya dijo que no es su competencia el de otorgar la autorización para el funcionamiento del terminal privado que viene solicitando la empresa de transportes Allinccapac.

“Aquí queremos ser enfáticos y señalar que la responsabilidad es de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones” se indicó en el comunicado. De esta manera evadió cualquier responsabilidad en este dilema.

Al particular Eliot Arrarte integrante del Colectivo Nueva Generación refutó esta versión e indicó que la municipalidad si puede emitir un veredicto respecto al funcionamiento de este terminal amparándose en el reglamento de administración de transporte y dar solución a este entrampamiento.