Durante el fin de semana, cientos de personas en la ciudad de Eluru, en el estado sureño de Andhra Pradesh, en India, se derrumbaron, experimentaron convulsiones, náuseas, y algunas echaron espuma por la boca y se quejaron de ardor en los ojos, según reportó The Guardian.
La primera víctima ha sido un hombre de 45 años, quien ingresó a un hospital por los síntomas y luego sufrió un infarto que le provocó la muerte.
De acuerdo al medio, Dolla Joshi Roy, oficial de vigilancia del distrito de Eluru, señaló que 455 personas habían sido hospitalizadas y 200 habían sido dadas de alta.