Estados Unidos sumó este miércoles más de 3 000 muertos por COVID-19 en 24 horas y más de 220 000 nuevas infecciones, un nivel que roza las cifras récord registradas en ese país durante la pandemia, según el conteo de la universidad Johns Hopkins.

Las autoridades estadounidenses esperaban un aumento de casos y muertes después del desplazamiento de millones de ciudadanos por el Día de Acción de Gracias hace dos semanas, pese a los llamados a que permanecieran en casa.

Solo en California (oeste), donde regiones enteras fueron reconfinadas a comienzos de la semana, registró más de 30 000 casos de coronavirus el miércoles, un récord diario para un estado, según el Covid Tracking Project.

El número de pacientes hospitalizados por COVID-19 en el país continuó también batiendo récords, con 106 000 personas el miércoles.