El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, al igual que hizo el año pasado, dictó este jueves un indulto en favor de los policías y militares que estén en prisión condenados por haber matado a algún delincuente en ejercicio de sus funciones.

El indulto, concedido tradicionalmente en Brasil en el marco de la Navidad, será publicado este viernes en el Diario Oficial, pero fuentes de la Presidencia adelantaron que será similar al dictado el año pasado por Bolsonaro, líder de la ultraderecha brasileña y un férreo defensor de la “mano dura” contra el crimen.

“Policías federales, policías civiles, policías militares y bomberos, entre otros, que en el ejercicio de su función o como consecuencia de ella, hayan cometido crímenes culposos o sin intención, serán contemplados en el decreto”, dice un texto que ha sido adelantado a la prensa por la Secretaría de la Presidencia.