El año pasado, el Quinto Despacho de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental – FEMA de Madre de Dios y el Primer Despacho de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental – FEMA de Puno realizaron una interdicción contra la minería ilegal en el río Chaspa; sin embargo a este tiempo, esta actividad continúa operando en la zona según la denuncia que proviene desde esta zona.
Al momento de esa intervención (octubre 2020) se encontró maquinaria y otros materiales dedicados a esta actividad ilegal.
Según la denuncia hecha por una de las pobladoras del lugar, en este año retornó la minería ilegal en la zona depredando terrenos de la selva de la provincia de Carabaya. “A pesar de que se destruyó maquinaria, las personas dedicadas a esta actividad, llevaron a la zona otras maquinarias para continuar con sus labores” manifestó
“Nuestros terrenos están siendo afectados por ello queremos poner de conocimiento a las autoridades lo que viene sucediendo aquí” agregó.