“Tuve que subir hasta el cerro para poderles llamar” fueron las primeras palabras del presidente de la comunidad de Pumachanca en la zona de Azaroma del distrito de Ollachea, quién hacia un llamado desesperado a las autoridades para poder rehabilitar las vías de la zona que quedaron bloqueado productos de los derrumbes registrados en los últimos días.
 
A través de radio Altura informó que son varios tramos de la carretera que interconectan a esa zona, los que se encuentran bloqueados y hasta el momento no se han rehabilitado.
 
Son decenas de familias que quedaron aislados e incomunicados producto de estos bloqueos
 
Agregó que las recientes nevadas agravaron la situación, además de provocar afectación a los animales.