El papa Francisco aseguró este lunes a los periodistas que lo acompañaron a Irak que no piensa regresar a vivir a Argentina, su país de origen, en caso de que un día renunciara al papado.

El tema fue mencionado recientemente en el libro de un médico y periodista argentino y el papa Francisco, de 84 años, respondiendo a una pregunta sobre el tema confirmó este lunes que no pensaba volver a Argentina.

“No pienso volver a Argentina, sino que me quedaré en mi diócesis”, en Roma, dijo, añadiendo con humor: “Viví 76 años en Argentina. Es suficiente, ¿no?”.

El pontífice reconoció también que el viaje de tres días a Irak fue “mucho más” agotador que otras visitas al extranjero, en su tradicional rueda de prensa a bordo del avión que lo conducía a Roma.

“Tengo que confesar que durante este viaje me sentí mucho más cansado que en otros”, aseguró el papa Francisco, a quien se le vio cojeando debido a la dolorosa ciática que sufre y que lo ha obligado a cancelar en el pasado varios compromisos.