Un equipo médico del Hospital Universitario de Kioto (oeste de Japón) anunció hoy que ha realizado con éxito el primer trasplante de pulmón desde donantes vivos a una paciente con graves daños pulmonares causados por la COVID-19.

La paciente es una mujer afectada de neumonía tras contagiarse de coronavirus a finales del año pasado, y a la que se aplicó respiración asistida después de que sus pulmones resultaran dañados por el virus, según informó el citado centro en un comunicado.

Un equipo médico compuesto por unos 30 especialistas le realizó la operación de trasplante en la víspera, y la paciente ha evolucionado favorablemente desde entonces.

Se espera que la paciente, que ya ha dado negativo por COVID-19 y ha permanecido tres meses con respiración asistida, sea dada de alta dentro de dos meses y pueda hacer vida normal en un mes más.