Las autoridades japonesas se disponen a reforzar las medidas contra el coronavirus en Tokio, menos de tres semanas después de la suspensión del estado de urgencia y a poco más de 100 días de los Juegos Olímpicos.

Los Juegos de Tokio 2020, aplazados un año debido a la pandemia, se inician el 23 de julio en la capital japonesa, donde los contagios habían caído gracias al estado de urgencia, pero han vuelto a aumentar desde la suspensión de las restricciones el 21 de marzo.

Las nuevas medidas -menos severas que los confinamientos estrictos impuestos en otros países- prevén el cierre de restaurantes y bares a las 8:00 p.m., so pena de multas para los reacios.

La ciudad de Osaka (oeste de Japón) ha decretado medidas especiales tras el aumento de casos de la COVID-19, y ha anulado el relevo de la llama olímpica en la vía pública en todo el departamento.