El nuevo periodo legislativo 2021-2026 estaría conformado por 11 bancadas, según el flash electoral de América TV-IPSOS. De esta manera, la fragmentación volverá a ser un factor determinante en la labor parlamentaria y en la relación con el Poder Ejecutivo que, según adelantan los analistas, será de baja gobernabilidad.

De las nueve partidos que lograron ser elegidos en las elecciones extraordinarias 2020, al menos cinco mantendrían su bancada pero todas en menor proporción, según los primeros resultados del flash electoral de América TV-IPSOS. Esto también implica que al menos ocho partidos políticos no pasarían la valla electoral y perderían su inscripción electoral. Dado al margen de error, aún está pendiente por determinar si el Frepap y el Partido Morado pasan la barrera electoral y logra mantener su representación.

La politóloga Milagros Campos sostuvo que el principal problema de este fraccionamiento será la formación de consensos, no solo por el número elevado de bancadas, sino por la falta de cohesión de dichos bloques. Según reveló este Diario, el 43% de los candidatos se afilió a un partido en setiembre del 2020, el último mes de plazo. Esto implica que muchos de los integrantes de un mismo grupo recién se conocerá en los próximos cuatro meses previos a la instalación oficial del nuevo periodo legislativo.

“Va a ser muy importante que al interior de las bancadas se reúnan para alinear posiciones y criterios, para así llegar con una posición. El ejercicio de negociación va a ser necesario para llegar a consensos”, dijo la politóloga.

El diálogo será importante en la relación con el Poder Ejecutivo, para evitar así los escenarios de crisis vividos en los últimos cuatro años. “Estamos ante un escenario de crisis de pandemia y de confianza. El diálogo es la mejor herramienta para un Congreso fragmentado y un Ejecutivo débil. Se debería formar una coalición de gobierno, pero en este escenario polarizado no sabemos si será posible. Lo que tendremos es un escenario de baja gobernabilidad”, refirió Campos.