La India se acerca a los 20 millones de contagios de coronavirus, mientras las autoridades investigan si la falta de oxígeno en un hospital provocó este lunes el fallecimiento de 24 pacientes, y centros médicos en ciudades como Nueva Delhi se ven obligados a rechazar nuevos pacientes.

El segundo país más afectado del mundo en términos absolutos por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos (32,4 millones), se encuentra sumido en una vertiginosa segunda ola que ha puesto al límite a su sistema de salud.

La India registró 368 147 nuevas infecciones en las últimas 24 horas, según los últimos datos del Ministerio de Salud, una ligera caída por segundo día consecutivo después de que el país superase el sábado por primera vez la barrera de los 400 000 positivos.

Desde el inicio de la pandemia, este país de unos 1 350 millones de habitantes ha detectado 19,9 millones de contagios. Los 3 417 nuevos decesos registrados en las últimas 24 horas elevaron el total de muertos a 218 959, una cifra oficial que, según numerosos expertos, podría ser mayor en realidad mientras crematorios y cementerios trabajan sin descanso en ciudades como Nueva Delhi.