El alcalde de San Anton Manuel Mita, calificó como un “crimen” para la población habitante en la cuenca Ramis, la contaminación que se evidenció en los últimos días en este río. Responsabilizó directamente al Ministerio de Energía y Minas por no realizar los actuados correspondientes para evitar esta contaminación.

Luego de la evaluación realizada este lunes, en coordinación con la autoridad provincial de Azángaro ya se puso de conocimiento de este hecho ante la fiscalía de medio ambiente. “Las procuradurías de los diferentes distritos tienen que realizar aquí un seguimiento permanente” agregó.

Son metales pesados los que se vertieron a la corriente del río Ramis, y se tiene alcanzar a los responsables de este crimen, enfatizó la autoridad local a través de radio Altura.