El Gobierno nacional dispuso medidas restrictivas más radicales para las provincias de  Melgar, San Román y Yunguyo, las que desde el 10 de mayo pasarán a un nivel de riesgo extremo como el caso de Puno, informó la PCM en conferencia de prensa.

El periodo de restricciones será hasta el domingo 30 de mayo, según  informó este miércoles el ministro de Educación, Ricardo Cuenca.

De esta manera, las provincias de Melgar, San Román y Yunguyo cambian de nivel, las mismas que cumplirán ciertas medidas restrictivas, como el toque de queda, que tiene como fin reducir la movilidad de la población y así mitigar los efectos de la segunda ola de contagios por coronavirus (COVID-19).

El integrante del gabinete ministerial remarcó que el 9 de mayo, día en que se celebra el Día de la Madre, habrá inmovilización social obligatoria en todo el país.

El ministro dijo que la decisión se basa en los índices de la situación epidemiológica en todas las localidades en las últimas semanas.

Hasta ahora, solo la provincia de Puno había sido declarada en riesgo extremo, significando ello, una serie de inmovilizaciones.