Las labores de búsqueda persisten en el límite de Puno y Madre de Dios. El Frente Policial de la región altiplánica envió agentes con conocimiento en incursión de la selva.
 
La selva de San Gabán, en la provincia de Carabaya, al norte de la ciudad de Puno, amaneció con un fuerte desplazamiento policial por aire y tierra. Los agentes que sobrevolaron la zona e incursionaron en distintos puntos de la selva puneña eran rescatistas cuya misión es encontrar vivos o muertos a los cinco tripulantes del helicóptero de matrícula policial PNP 354.
 
La nave se precipitó a tierra el 19 de mayo al promediar las 16.30 p. m., durante un aterrizaje forzoso luego de partir de la base de Mazamari (Junín) con destino a San Gabán (Carabaya-Puno).
 
En pleno trayecto el piloto pretendió efectuar un aterrizaje de emergencia por causas no determinadas, a 109 millas náuticas (202 km) al noroeste del distrito de San Gabán, informó un comunicado por la Policía Nacional.
 
El helicóptero policial era pilotado por el mayor PNP Jaime Pomar Pérez, el teniente Cristian Acosta Vásquez (piloto asistente), técnico de 3ra Harrison Ccasani Aliendres (mecánico de vuelo), suboficial brigadier Edgar Núñez Espinoza Cusipaucar (máster mecánico), y el suboficial de primera Juan Ore Chávez, (mecánico).
 
El Frente Policial de Puno envió 68 agentes policiales entre rescatistas y personal antidrogas con conocimiento en incursión de la selva.
 
Las acciones de búsqueda comenzaron a las 6.00 a. m. de este 20 de mayo. Tres horas después se confirmó que el área donde el helicóptero perdió la señal fue en el sector de La Pampa en las regiones de Puno y Madre de Dios, a 1.200 kilómetros de distancia de San Gabán.
 
El destacamento Aéreo de San Gabán informó que enviaron un helicóptero y personal del programa Corah para ayudar en las labores de búsqueda. El mal tiempo impedía el desplazamiento de las aeronaves. El helicóptero que se precipitó a tierra era uno de los cinco que partieron de Mazamari con destino a Puno.