Integrantes de las Rondas Campesinas de Carabaya, decidieron pasear por las calles del distrito de Macusani a un varón acusado de infidelidad y violencia familiar en contra se su esposa y sus hijos.
Según se supo, el ciudadano tiene 6 hijos con su matrimonio actual, sin embargo, por haber caído en actos indecentes fue paseado junto a su supuesta amante portando pancartas donde ambos reconocían su falta.
Luego de la marcha, los ronderos protagonizaron una especie de mitin en la plaza principal de Macusani, donde señalaron que adoptaron esta decisión porque el acusado es reincidente. Además, públicamente denunciaron que habría agredido físicamente a su pareja extraoficial.
Con ésta medida, los ronderos esperan marcar un precedente para que los pobladores respeten a sus parejas e hijos; pues solo se trata de un castigo moral.