Los cuerpos de las víctimas de la matanza en el distrito de Vizcatán del Ene, en la zona del Vraem, fueron trasladados la noche de este lunes a la morgue del distrito de Pichari, en la provincia de La Convención (región Cusco).

Los cadáveres de 16 personas, envueltos en plásticos azules, fueron llevados en tres camionetas de color blanco desde el centro poblado San Miguel del Ene, localizado en la provincia de Satipo, en la región Junín. Se espera que los deudos arriben en horas de la mañana del martes al lugar.

Horas antes, la ministra de Defensa, Nuria Esparch, confirmó en RPP que son 16 personas las que fueron asesinadas en un atentado que se le atribuye al grupo terrorista Sendero Luminoso. “Se encontró seis cuerpos calcinados y las demás personas fueron abatidas a balazos”, indicó en el programa Nada está dicho.

La Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Terrorismo y Lesa Humanidad de Huánuco y Selva Central ha iniciado las investigaciones del caso.

Por su parte, el presidente Francisco Sagasti repudió el asesinato de este grupo de peruanos e indicó que dispuso el despliegue de patrullas de las fuerzas del orden en la zona para que esta acción terrorista no quede impune.

“En nombre del Gobierno de Transición y de Emergencia, expreso mis sentidas condolencias a los familiares de las víctimas”, dijo en un mensaje difundido en sus redes sociales.