Un guardián de zoológico murió por las heridas que sufrió al ser atacado después de alimentar a dos tigres, los cuales fueron abatidos después de escapar de sus recintos en un parque del centro de China.

“Un guardián sufrió heridas la mañana del martes por mordeduras que recibió después de alimentar a dos tigres que escaparon de sus jaulas. El guardián fue trasladado de urgencia al hospital, donde murió”, informó la Oficina Forestal de Xichuan, en la provincia central de Henan, en un comunicado.

El incidente desató una persecución para capturar a los tigres, que finalmente fueron abatidos dentro del parque Valle de los Pavones de Danjiang.

Los felinos habían sido alquilados al zoológico por un circo de la ciudad oriental de Suzhou, indicó la Oficina Forestal, que abrió una investigación para determinar las circunstancias del accidente.