La tarde de este miércoles fueron enterrados dos de las 16 víctimas de la matanza de San Miguel del Ene, en el distrito de Vizcatán, provincia de Satipo (Región Junín), ubicado en el Vraem. Se trata de Luis Fernando Laura Lapa, de 20 años, y Glober Fernández García, de 25 años.

Sus cuerpos fueron colocados en cajones blancos, para ser velados en el Plaza Mayor de San Miguel del Ene durante la mañana. Por la tarde fueron llevados en hombros por amigos del colegio y compañeros de trabajo al cementerio, ubicado a más de 500 metros de esta localidad.

Una orquesta acompañó el cortejo fúnebre y, por momentos, los familiares cantaban algunas melodías como despedida. Durante el recorrido los integrantes del Comité de Autodefensa de Vizcatán se encargaron de la seguridad, ante el temor de un nuevo ataque.