Las autoridades sanitarias de China anunciaron este martes la detección del primer caso mundial de gripe aviar H10N3 en humanos.

En un comunicado, la Comisión Nacional de Sanidad asegura que hasta ahora nunca se había detectado un contagio a humanos de ese virus, que se trata de una transmisión “accidental” y que el riesgo de una propagación a gran escala es “muy bajo”.

El paciente es un hombre de 41 años de la provincia oriental de Jiangsu que el pasado 23 de abril empezó a notar fiebre y otros síntomas, siendo hospitalizado cinco días después tras agravarse su estado.

La Comisión apunta que el estado del contagiado ha mejorado hasta el punto de alcanzar los requisitos para ser dado de alta.