Dos congresistas bolivianos del oficialismo y la oposición intercambiaron este martes patadas y puñetes durante una sesión pública que recibía el informe de un ministro del gobierno sobre la detención de la expresidenta de derecha Jeanine Áñez en marzo pasado.

El senador Henry Montero, del partido derechista Creemos -de oposición- y el diputado Antonio Gabriel Colque, del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), intercambiaron agresiones públicas, según imágenes difundidas de la televisión.

La accidentada sesión se produjo durante el informe del ministro de Gobierno (Interior), Fernando del Castillo.