Usar la mascarilla en lugares abiertos ya no será obligatorio en Francia, ya que el gobierno de ese país decidió eliminar esta medida debido a la rápida y sostenida baja en la cantidad de casos nuevos que se ha visto en las últimas semanas.
El anuncio fue hecho por el primer ministro francés, Jean Castex, y se implementará desde este jueves, aunque es solo un primer paso ya que se seguirá exigiendo en lugares donde se reúna mucha gente, como los estadios.
También se anunció el fin al toque de queda a partir del día domingo, el cual hasta el momento funciona desde las 23:00 horas.
Si bien en Francia los casos han bajado, aún rodean cerca de los tres mil casos diarios, los números más bajos desde agosto de 2020.
Castex además anunció para fines de agosto más de 35 millones de franceses estarán vacunados contra el Covid-19, poco más de la mitad de la población.