Un 51% de peruanos que votaron por Castillo aseguran que su elección se basó en que ofrece el cambio que necesita el país. La mayoría de votantes de Keiko Fujimori (55%) la eligieron para evitar que la izquierda llegue a Palacio de Gobierno. Foto: composición LRMás de dos tercios del país desaprueba la actuación de Keiko Fujimori luego de los comicios y más de la mitad piensa que sus denuncias sobre los resultados no tienen razón y son una estrategia para no reconocerlos, según muestra la última encuesta telefónica de representación nacional del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), investigación realizada para La República.
 
El estudio, que consultó a la población del jueves 17 al domingo 20 de junio recientes, detecta el alcance de diversas opiniones en el país con márgenes de error de 2,8 puntos por encima y debajo de cada resultado de cobertura nacional.
 
Aproximadamente, un 69% de los peruanos desaprueba cómo ha actuado Keiko Fujimori luego del día de la votación. Es decir, más de dos tercios de la población rechaza la conducta de la lideresa del fujimorismo, que cuestiona los resultados.
 
 
En las zonas rurales del país, ese rechazo a la candidata ‘naranja’ llega a darse en un 76% de los ciudadanos, grosso modo. Esto es aproximadamente tres cuartas partes del Perú rural.
 
Como se sabe, los cuestionamientos de Fujimori apuntan a anular votos de zonas rurales alegando que allí ciudadanos que fueron miembros de mesa habrían hecho fraude para favorecer a su rival, Pedro Castillo.
 
En Lima metropolitana, también una gran mayoría, estimada en un 61%, más o menos, reprueba esta conducta de la presidenta de Fuerza Popular.