Las muertes por COVID-19 bajaron un 12 % en los últimos siete días con respecto a la semana anterior mientras que el número de casos cayó un 6 %, con 2,5 millones de contagios registrados, la menor incidencia desde febrero de este año, según destacó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Del 14 al 20 de junio se registraron más de 64 000 muertes, unas 9 000 diarias, aunque la cantidad disminuyó con respecto a la semana anterior en todas las regiones excepto en Oriente Medio, donde aumentó un 2 %, y en África, con un significativo incremento del 38 %, muestra el informe epidemiológico semanal de la OMS.

La región africana también reportó un aumento del 39 % en el número de contagios con 132 000 nuevos casos en la última semana y más de 1 900 muertes, donde Sudáfrica, Zambia y Uganda son los países más afectados, según la OMS.

Mientras que el número de casos globales de COVID-19 supera los 177 millones, el sur de Asia registró un descenso del 21 % en los casos semanales y Europa una caída del 6 %, en comparación con la semana anterior.

Por otro lado, América y Asia Oriental reportaron unas cantidades de contagios similares a las de la semana anterior, según los datos de la OMS.