Perú y Ecuador saltaron al Estadio Olímpico Pedro Ludovico con la necesidad de conseguir un buen resultado para seguir en carrera en la Copa América. Y al final el empate 2-2 tuvo un buen sabor para la bicolor, que en el primer tiempo fue superado por su rival que se impuso con sus credenciales: fuerza, presión en la marca y especialmente con un importante desgaste físico.

Sin embargo, cuando todo pintaba para la segunda derrota en la cita continental, la Selección Peruana cambió de chip. Reaccionó ante la adversidad. Volvió de los vestuarios con los ánimos renovados y descompuso a un Ecuador que se encontraba sólido en todas sus líneas. Y en esa circunstancia la gran figura de Gianluca Lapadula apareció con luz propia.

En una combinación entre Christian Cueva y André Carrillo nació el primer gol de Gianluca Lapadula con la camiseta peruana. El delantero de Benevento no dudó en definir con un zurdazo. El gol fue un baldazo de agua fría para la ‘Tri’. En cambio, para Perú fue algo más que gasolina. Había llegado el momento de no tener tregua ante los ecuatorianos.