Esta semana el pueblo de Lytton (Columbia Británica), batió el récord de la temperatura más alta jamás observada en Canadá por tercer día consecutivo, pero incendios forestales provocados por la ola de calor, hizo que el alcalde Jan Polderman ordene la evacuación de toda la población luego que el fuego se extendiese a casas y edificios.

En total han evacuado cerca de 1.000 personas, sin embargo, el paradero de varios residentes todavía se desconoce. La localidad entera está en llamas por los fuertes vientos de hasta 71 km/h que arrastraron al menos tres grandes incendios forestales hacia la población. Desde entonces, 26 incendios comenzaron solo entre el martes y el miércoles. El fuego ha destruido el 90 % del pueblo en medio de una ola de calor récord de 49,6 °C.